Entrevistamos a Sophie Power, la supermamá, cuya fotografía dándole de mamar a su bebé de tres meses en el Ultra Trail de Mont Blanc se hizo viral en todo el mundo. Sophie, homenajeada en el Medio Maratón de la mujer de Madrid, nos cuenta todo lo que ha supuesto para ella el impacto de su historia.

  • ¿Qué sentiste en Madrid, con todo el reconocimiento que tuviste? ¿Te hizo afrontar la carrera de un modo diferente?

Yo sabía que las increíbles mujeres de España habían abrazado la historia, pero me sentí muy honrada de ser reconocida en Madrid por el impacto que tuvo mi fotografía. Yo simplemente disfruté el formar parte del evento con tantas mujeres corriendo juntas, disfrutando de su deporte.

  • ¿Cómo ha cambiado la manera en la que enfrentas las carreras?

No creo que haya cambiado nada sobre las carreras que hago o como las afronto. Excepto quizás la lección que tuve durante el UTMB (Ultra Trail de Mont Blanc) sobre que a veces la meta debería ser ir despacio y disfrutar del escenario, en lugar de buscar un tiempo determinado. A la única persona a la que debería importarle el tiempo eres tú.

  • ¿Esperabas que tu historia tuviera toda esta repercusión? ¿Por qué piensas que ha pasado esto?

¡Claro que no! Alexis (Berg, el fotógrafo) preguntó si podía sacar la fotografía, pero yo solo esperaba que llegara a los organizadores de la prueba para cambiar sus políticas y permitiera a las mujeres embarazadas o que acaban de tener a sus hijos aplazar su entrada en las carreras. ¡Para nada pensé que se haría mundialmente viral! Creo que pasó porque les dio a las mujeres una plataforma para hablar acerca de lo duro que es ser una madre y al mismo tiempo mantener un sentimiento de ellas mimas, de que tienen que ser multitarea todo el tiempo, lo cual es estresante, de que nuestros cuerpos son capaces de cosas increíbles y que con el apoyo adecuado podemos alcanzar cualquier cosa.

  • ¿Sientes una mayor presión ahora?

De una manera negativa no, las únicas opiniones que me importan son las de mi familia, pero puedo ver lo que ser más destacada en los medios puede hacer por los demás. La presión que siento ahora es que se me ha dado una plataforma para marcar una diferencia para las mujeres a través de mi historia y quiero trabajar la mejor manera de hacer eso.

  • ¿Te sientes cómoda con el apodo de “Supermamá”?

¡Creo que el apodo de “Supermamá” es muy divertido! Creo que todas las madres son Supermamás en algún sentido. Lo que hice compitiendo fue obviamente difícil para la gente pero otras madres tienen sus propios superpoderes que son menos obvios. No quiero que las mujeres piensen que lo que yo hice es inalcanzable, que es lo que puede pasar por decir “Supermamá”. Con el apoyo adecuado cualquier madre puede alcanzar sus metas.

  • ¿Estas sintiendo el impacto positivo de tu historia?

Totalmente. Estoy sintiendo el impacto positivo y es un sentimiento increíble. He tenido cientos de mensajes de mujeres y miles de comentarios públicos comentándome como les ha afectado, diciéndome que ahora tienen más confianza para alcanzar sus sueños y que ser madre es una parte increíblemente importante de su identidad, pero no es nuestra única identidad. Me han conmovido especialmente algunos de los mensajes de padres que se han dado cuenta de que pueden hacer mucho más para apoyar los sueños de sus parejas y asentar un gran ejemplo para sus hijos de que las mujeres son fuertes, poderosas e iguales a los hombres.

  • ¿Cómo esperas que todo esto vaya a terminar?

¡No tengo ni idea! He tenido mucha gente pidiéndome que escriba un libro sobre maternidad; hay una historia detrás de mi carrera, en la que cofundé una exitosa empresa de tecnología que limpia el aire contaminado, impulsada por el deseo de que mis hijos estén protegidos.  Me apasiona compartir mis aprendizajes sobre cómo ser una mujer de negocios y la mejor manera de combinar carrera y maternidad. ¡Solo tengo que descubrir cómo hacer malabares con el tiempo para escribirlo! Por otra parte realmente estoy disfrutando hablando con mujeres en los eventos; aprendiendo y siendo inspiradas por ellas y compartiendo mis experiencias también. Hay muchas historias como la mía, solo necesitamos seguir compartiendo, seguir construyendo mutuamente y seguir apoyando a las mujeres, sean madres o no.