Dani Nafría no es de las personas que se rinden. En 2016, consiguió acabar la media maratón de la Cajamar Tenerife Bluetrail a dos minutos del tiempo de corte final. Sin embargo, en 2017, llegó al punto de corte del km 25 de la maratón casi una hora después del cierre. Este 2018 se ha propuesto superar ese corte y llegar a meta, completando los 43 km que acaban en la meta del Puerto de la Cruz. Asegura que una de sus motivaciones personales es cumplir con su familia, a quien debe la preparación de este reto, y hacerlo rodeado de una isla que le acoge desde 2016 con los brazos abiertos.

1. En unos días volverás a tomar la salida de la Tenerife Bluetrail. ¿Tienes ganas de enfrentarte de nuevo a este reto?

La verdad es que sí, que hay bastantes ganas. Llevo un año preparándolo a conciencia porque en 2017 no salió la cosa como esperaba, y muchas ganas de volver a enfrentarme al maratón de la Tenerife Bluetrail, una prueba que me encanta y en la que me siento súper bien cuidado, me siento como en casa y volveremos a intentarlo. Muchísimas ganas de llegar, quedan cuatro días y veremos si sale bien, está preparada bien y creo que lo puedo conseguir, pero iremos paso a paso, sé cuáles son los pasos que hay que ir siguiendo, de pasar primero el kilómetro 25, que es donde me quedé y para mí será un paso importante llegar a tiempo allí y a partir de ahí, veremos si podemos con el Asomadero a tiempo y llegamos al Puerto de la Cruz.

2. En la pasada edición no pasaste el tiempo de corte del km 25, ¿cómo te has preparado durante este año para superar ese corte?

Este año, desde el día 11 de junio del año pasado ya empecé a darle vueltas de cómo prepararla, sabiendo que uno de mis puntos flacos son las bajadas. Entonces aproveché en verano para hacer bastante bajada a nivel de coger técnica, coger confianza y trabajar la musculatura. He sumado bastantes kilómetros a pie, he corrido dos maratones más de montaña en enero y en febrero y alguna cosa de asfalto en marzo, en abril descansé y esto es la preparación que llevo hasta ahora, hasta el punto de adquirir una cinta de correr para tener en casa para poder sumar el máximo de kilómetros a pie posible, que no fuera por tiempo o por lluvia, o demás, vigilar el no enfermar y manteniendo las prioridades de que hay que seguir yendo a trabajar y hay que poder estar con la familia. Poder entrenar por la noche, en vez de subir a la bici pues corriendo a pie, pero en casa para lo que puedan necesitar y esa ha sido un poco la preparación.

3. Tu desafío no es sólo bajar el tiempo, sino también llegar a la meta del Puerto de la Cruz. ¿Tirarás de alguna estrategia para conseguir terminar la maratón?

No hay estrategia. Lo único que veo ahora mismo es salir a muerte hasta el kilómetro 25 como mínimo, sé que el año pasado llegué casi una hora fuera de corte, 57 minutos exactamente, entonces la intención es llegar una hora antes de tiempo, una hora antes que el año pasado para estar dentro de corte y poder seguir en carrera. A partir de ahí, con lo que quede, pelear por llegar a meta a tiempo. Me llevo de casa fuerzas suficientes como para que no me falten, está bien preparada la alimentación, está bien preparada la carrera a pie y espero no tener ningún percance, que me salga bien y que la estrategia esta de salir fuerte hasta el 25 y luego con los 17 ó 18 restantes acabar de vaciarse, que salga bien.

Imágenes de @sarcaproducciones

4. La media maratón la conseguiste en menos de cuatro horas. ¿Tienes algún tiempo marcado para conseguir esta maratón?

La verdad es que de tiempo no he planeado ninguno. Ahora mismo, el único tiempo que veo es pasar el kilómetro 25 antes de las 4h50 de carrera, que es el tiempo de corte que dan y a partir de ahí, que significa que son las 13:50h. A las 9 se sale, a las 13:50h tengo que estar ya subiendo el Asomadero. Si no, significa que vamos mal. A partir de ahí, dan nueve horas, pues me encantaría acercarme a las ocho, pero realmente lo que pienso ahora mismo es que a las dos menos diez tengo que haber salido del avituallamiento de la base del Asomadero con suficiente energía para afrontar la media maratón que ya me conozco, y que ya conseguí completar en 2016 en menos de cuatro horas, en 3h58 min. Daban cuatro horas de corte y ahí, rozando el larguero, que dicen, y este año lo mismo, me vale con hacer 8h59 min.

5. Ya conoces el recorrido. ¿Qué parte destacarías como la más difícil? ¿Y la más llevadera?

Quizá para mí la más llevadera sea el falso llano inicial, después de la primera subida. La parte más dura, claramente, es el Asomadero, al que ya se llega bastante tocado y la bajada posterior, porque estás con las piernas hirviendo y has de enfrentarte a la bajada, aunque a mí la que me dejó fuera de corte fue la bajada del kilómetro 17 hasta la base del Asomadero, hasta el 25, esa bajada de casi 8 kilómetros fue lo que me hizo salir del punto y estar fuera de corte. Llegué hasta el km 17 en tiempo y esa bajada me dejó KO. Así que para mí, el punto más difícil es la bajada, aunque supongo que para la mayoría el punto está en el Asomadero. Y una vez superado el Asomadero hay que bajar, tocando algo de asfalto, algo de montaña, algo de sendero y luego el paseo al lado del mar, al lado de la playa, que también es lo más duro, se hace largo, por el tema de que son los tres últimos, los tres o cuatro últimos y se hace pesado porque parece que no se acaben nunca.

6. Eres un todoterreno. ¿En qué modalidad deportiva te sientes más cómodo?

Verdaderamente, donde me siento más, más cómodo es en la bici de carretera. Es la disciplina que mejor me va, la

s piernas sufren pero no hay impacto, la pierna de la prótesis no sufre apenas, el pedaleo es constante, tranquilo, pero la montaña me gusta mucho. El correr me gusta mucho. Este año, y parece que los venideros, haremos bastante montaña, igual que los anteriores, porque no me gusta centrarme en una sola cosa. Si alguna vez tiene que hacerse se hará, pero no me gusta. Me gusta ir tocando varios palos porque así la cabeza está distraída y no te aburres de nada.

7. Sabes que eres un ejemplo de superación, ¿qué le dirías a todas esas personas que no se atreven a marcarse retos por miedo?

No sé si soy un ejemplo, yo intento ser sencillamente una persona normal, uno más, intento hacer lo que hacen los demás, mientras se divierte, y siempre se pueden transmitir algunos valores, se puede llegar a comunicar, y la gente elegirme, pues para mí genial. Mi intención es eso, divertirme, pasarlo bien, hacer deporte porque lo necesito ya casi como una droga. Le diría a la gente que cojan, se marquen el suyo y empiecen. Mi primer reto fue volver a jugar a fútbol, ese fue mi reto en mayúsculas. Ese fue el inicio de todo porque cuando decidieron que me amputarían la pierna, si yo no conseguía volver a jugar a fútbol en ese momento lo perdía todo. Tenía que pelear por eso. Me dijeron que sí se podía hacer, que iba a costar, así que pedí por favor me dijeran qué tenía que hacer, cuáles eran los pasos para poder conseguirlo, y que me dejaran pelear. A partir de ahí es el resumen que he utilizado siempre: qué es lo que quieres hacer, veamos cómo se puede hacer y peleamos por ello. Está claro que todo no se puede hacer y algunas cosas se tienen que adaptar y se tienen que hacer distintas, pero creo que se pueden conseguir muchísimas más cosas de las que uno se cree y a partir de ahí que cada uno coja lo que quiere hacer y pelee por ello. Tengo amigos que su primer reto era bajar a la calle a buscar el pan o correr 200 m porque el médico le dijo que era imposible que lo hiciera.

8. ¿Cuál es tu motivación principal para enfrentarte a los 43 km en esta Tenerife Bluetrail?

Quizás el calor de la isla. Aquí desde el primer año, desde 2016 me siento como en casa, me siento súper bien cuidado, súper bien tratado, y muy querido, y volveré todos los años que pueda y la motivación ahora mismo es sacarme la espinilla del año pasado. En 2016 me salió muy bien, en 2017 me confié, salió mal, he rectificado cosas, he mejorado cosas y volvemos a por ello. Me apetece acabar la maratón, una maratón que es espectacularmente chula, a nivel de vistas y en el de terreno es muy variado y la motivación está ahí. En seguir superándose, seguir transmitiendo. Cada vez que se corre una carrera de estas, hay gente que me ha dicho que gracias a que se ha cruzado conmigo no abandonó la carrera. Es una de las motivaciones por las que uno hace carreras y si además se puede hacer en un sitio tan espectacular y con tan buena gente, la motivación sale sola.

9. ¿De quién te acordarás cuando llegues a meta?

Me tengo que acordar desde ya. Hay dos personas principalmente que han sufrido mucho el que se me cruce por la cabeza el tener que preparar esto, y me han facilitado todo lo posible para poderlo hacer. Esa es una de las razones de peso, la razón principal por la que uno no se puede rendir. En mi caso la frase de “yo no me voy, a mí me echan”, y es eso, yo lo pelearé todo, porque no me atrevo a decir que estaba cansado y que lo he dejado porque no podía, porque sé que hay una persona que ha hecho muchos esfuerzos para que yo pueda preparar esto, ocupándose de un montón de cosas y que viene a ser mi mujer. Entonces como mínimo ese día hay que vaciarse por completo, e intentarlo con todo, igual que ella ha puesto todo para facilitar que yo pueda entrenar. Mi mujer y mi hijo son las personas que me llevarán en carrera.

¡Mucha suerte, Dani!