Con solo 7 años de edad, Garazi Sánchez ya intentaba mantenerse de pie sobre su buggy. Desde entonces, esta joven vizcaína se ha convertido en una apasionada del surf, y en eso sus padres han tenido mucho que ver. “Cuando era pequeña los fines de semana mis padres nos llevaban en furgoneta a la playa, ellos hacían kayak surf y escalada y mientras, mi hermano y yo intentábamos ponernos de pie sobre el buggy”. Fue a partir de ese momento cuando sus padres decidieron apuntarlos en clases de surf, aunque por aquel entonces aún no existían escuelas que se dedicaran a ello. Sin embargo, consiguieron que  un joven del pueblo en el que vivían les adentrara un poco en este deporte. Y de esa manera, se fue convirtiendo poco a poco en su rutina diaria, “así empecé a organizar mi vida en torno a las mareas, vientos y borrascas”.

Garazi también es una apasionada de los viajes, le encanta descubrir lugares y vivir experiencias nuevas. “Viajar va muy unido al surf, creo que es la excusa perfecta para viajar por todo el mundo con un motivo. A los que nos encanta viajar nos une la visión que te aporta el mundo, lo pequeño que te hace sentir y que te das cuenta de que hay miles de formas de vivir”.

El surf es una manera de alejarse de la rutina, te permite desconectar del “mundo” durante ese tiempo que pasa en el mar. A Garazi le encanta surfear cerca de su casa, pero México se ha convertido en su lugar favorito, “guardo muy buenos recuerdos de México, tengo muchos amigos allí, viví en un pueblo en el que ni siquiera había electricidad; fue una experiencia muy bonita, además de coger las mejores olas de mi vida”.

En la actualidad, esta surfista profesional tiene en su poder alrededor de quince tablas. “Las que más uso son solo cinco o seis, pero al final, muchas las guardas por cariño, porque son divertidas o porque te traen un bonito recuerdo”. Cada vez que se sube a una de ellas, consigue olvidarse de todo, concentrándose solo en las olas y en su propio cuerpo. “Durante unos segundos solo puedes estar pendiente de lo que hace la ola y tu cuerpo. Creo que la cabeza se hace adicta a esa sensación”.

_Hay gente que siente auténtico pánico por las olas, produciéndoles incluso una angustiosa sensación de agobio. Pero evidentemente, no es el caso de nuestra protagonista. A Garazi le haría falta entrar en una ola excesivamente grande como para llegar a sentir miedo. “A veces es mayor el miedo a pasar miedo, que el propio miedo que luego sientes”.

En 2020, tras muchos años luchando por ello, por fin se incluirá el surf en los Juegos Olímpicos de Tokio, un sueño que le encantaría llegar a cumplir. “Para los deportistas del mundo del surf ha sido una noticia que ha traído muchas alegrías. Participar en las primeras Olimpiadas de la historia del surf sería algo que en la vida me hubiese imaginado y que ni siquiera he podido llegar a soñar, porque no sabíamos que podría ser posible algún día. Es un honor poder vivir esta revolución del surf y sería increíble poder estar allí. Estoy trabajando duro día a día para poder conseguir el objetivo y hacer realidad ese sueño”.

Este año, ha conseguido proclamarse campeona de España, un título muy importante que consiguió tras una intensa final. “Es un honor ser campeona en un deporte en el que hay tanto nivel, es un paso más hacia mis objetivos y también una recompensa a todo el trabajo realizado con mi equipo a lo largo de todo el año”. Ese era uno de sus principales objetivos, pero no el único. En la World Surf League (WSL), quedó segunda de Europa y en los campeonatos de la International Surfing Association (ISA), top 30 mundial. Para ser el primer año que se dedica al surf de manera más profesional, Garazi puede presumir de haber realizado una magnífica temporada. “Estoy satisfecha con los resultados obtenidos este año, pero creo que trabajando mucho, todavía se pueden mejorar. Los próximos años tienen una pinta muy bonita y los encaro con muchas ganas e ilusión”.

Por conseguir su sueño, luchará y lo dará todo cada vez que se suba a una tabla. Porque como dice ella, “ el mayor sueño para cualquier deportista es poder presenciar unas Olimpiadas y ser uno de los protagonistas, así que lucharé por alcanzar mis metas y trabajaré duro día a día para poder dar buenas noticias en los próximos años”. Y no lo dudamos, seguro que Garazi Sánchez seguirá cosechando éxitos en los próximos años y nos dará alguna que otra sorpresa de aquí a esos esperados Juegos de Tokio 2020.