La brasileña Simone Matos es bicampeona de España de las Spartan Race. El pasado año sufrió un accidente de tráfico y tuvo que estar casi dos meses en reposo. Aun así, volvió a revalidar el título que consiguió en 2016 y acabar una temporada diez a pesar de las adversidades.

Esta auténtica luchadora se declara fan absoluta de las Spartan Race, tanto por su recorrido y exigencia como por el ambiente que se respira en cada una de ellas. Este fin de semana estará en la de Madrid dispuesta a darlo todo y a sumar el máximo de puntos posible, para luchar por llevarse el título de campeona de España por tercer año consecutivo.

 

  • ¿Cuándo comenzaste en las carreras de obstáculos?

Cuando llegué a España, en 2014, hice mi primera Spartan, la de Madrid, y fue un verdadero boom, con más de 15.000 participantes. Yo participé en la modalidad Sprint y la verdad que hice un tiempo bastante bueno. Entonces me di cuenta de que se me podía dar bien y me animé en modalidades más duras.

  • ¿Qué tienen estas carreras que consiguen enganchar tanto?

Es verdad que estas carreras enganchan bastante. La gente que las hace siempre suele repetir. Son carreras bastantes atractivas y con muchos formatos, tanto para familias, niños y gente que se está iniciando, como para la tanda élite, que ya es mucho más dura y avanzada. Son recorridos variados y en los que se respira un ambiente increíble. Creo que las Spartan ahora mismo son las carreras de obstáculos líderes en el mundo.

 

“Quedar campeona de España ha sido una experiencia única”

 

  • En 2016 te proclamaste campeona de España de las Spartan Race y repetiste en 2017, ¿qué significa ese título para ti?

Ha sido una experiencia totalmente fantástica. He tenido que cambiar mi forma de entrenamiento y la verdad que no me lo esperaba, sobre todo en 2017. El año pasado tuve un accidente y no tenía la misma forma física y en la Spartan de Barcelona no pude finalizar la carrera. Pero al final quedé campeona y ha sido una experiencia única, ganar entre tanta competencia y gente buena es un todo un premio.

  • Este fin de semana participarás en la Spartan de Madrid, ¿qué opinas de esta prueba?

Es un recorrido bastante accesible para las personas que todavía no tienen un nivel competitivo. Es una carrera bastante fácil comparada con las otras, además de la organización, que es muy buena. Se trabaja mucho la imagen de Spartan Race España, hacen muy buen trabajo de marketing y comunicación, consiguiendo que la Spartan sea un auténtico boom. La gente se suele apuntar de manera individual, pero lo bueno es que también participa mucha gente en grupo. Es una experiencia muy buena y totalmente recomendable, con obstáculos muy seguros.

  • ¿Cómo llegas físicamente a la prueba?

Sinceramente no llego en mi mejor forma física. El año pasado por estas fechas estaba mejor. La Spartan de Madrid es una carrera muy rápida, con un recorrido muy técnico y que se desarrolla en un entorno muy bonito. No llego al 100% porque estoy metida en un proyecto personal y no dispongo de tanto tiempo para entrenar. Pero aprovechando que es un formato muy ligero, he podido correr por llano. Para ganar una Spartan hay que entrenar hasta cuatro sesiones diarias y este año, muy a mi pesar, he estado entrenando entre dos y cuatro veces a la semana. Así que este fin de semana voy a sufrir bastante, aunque al menos tengo la ventaja de que conozco el terreno.

  • Si tuvieras que elegir una, ¿con qué Spartan te quedarías?

Sin duda alguna, la Spartan que más me gusta es la de Andorra.

  • ¿Crees que las Spartan te han hecho destacar en este deporte?

Sí, creo que sí. Es un deporte que tiene un gran futuro por delante. Hay muchísima gente detrás de este formato de carreras obstáculos que me conoce y tanto es así que incluso he creado una marca. Estoy trabajando por mi cuenta en un pequeño comercio online de venta de planes para deportistas y todo ello es gracias al reconocimiento de Spartan Race. Quiero seguir en estas carreras, aunque no sé si el año que viene seguiré en la categoría élite, porque ya voy teniendo una edad, qué pena no haber conocido estas carreras antes, (risas).

 

“Me gusta entrenar sola porque lo hago a un nivel demasiado exigente”

 

  • ¿Dónde y cómo te sueles preparar para estas carreras de obstáculos?

Yo suelo prepararme mucho en montaña y hago mucho running también; este mes tengo un trail de 120 kilómetros. Entreno por terrenos que sean lo más parecidos a los de las Spartan. Intento darlo todo en los entrenamientos, con las zapatillas y el cuerpo mojados y a grandes velocidades. Son entrenos a una intensidad muy dura y en un periodo de tiempo muy corto; llevo todo el material que puedo para que se parezca lo máximo posible a una de las Spartan Race. Me gusta entrenar sola porque es un nivel tan exigente, tan duro y que requiere tanto tiempo que muchas veces la gente no está preparada y dispuesta a ello.

  • Después de haber quedado ya campeona de España, ¿hay algún otro objetivo a nivel deportivo que te gustaría lograr?

Me gustaría ganar por tercer año consecutivo el campeonato de España de Spartan, aunque está siendo muy complicado, porque estoy entrenando muy poco. Pero después de la carrera de Madrid me pararé bien a valorarlo todo. Hay también un campeonato europeo, y me gustaría llegar a estar entre las diez primeras.