Entrevistamos a Lluís Giner, Director Técnico de la Federación Española de Deportes de Montaña y Escalada

 

Las carreras de montaña están en auge desde hace ya varios años, tanto en participación como en el gran número de pruebas que se realizan por todo el territorio nacional. ¿A qué cree que es debido?

Son varios los factores que influyen, yo destacaría la necesidad de ir a la naturaleza y disfrutar de su libertad en nuestra sociedad actual y hacerlo desde un punto de vista deportivo, con un componente de reto importante y con la posibilidad de socializar con las otras personas, y además, hacerlo de una manera fácil y sencilla como lo es correr. Por otro lado muchas organizaciones buscan en un territorio concreto notabilidad y rendimiento económico, algo que alimenta el deseo de participación del colectivo en pruebas de este tipo, dado que encuentra una oferta plural durante todo el año. A esto se suma el ordenamiento y la difusión de los organismos estatales e internacionales que desarrollan esta actividad (federaciones internacionales, estatales, autonómicas, clubs, asociaciones) facilitando aún más, si cabe, esta expansión. Por último, el hecho de ver algunos deportistas con una trayectoria impresionante que hacen coger afición a los practicantes populares y por tanto aumentarles su motivación, también el aspecto de salud, bienestar y autoestima tendrían su papel motor en cada uno de los practicantes.

Desde la Federación, ¿cómo valoran esta temporada?

La temporada desde nuestro punto de vista ha sido buena por dos razones: porque se han conseguido muy buenos resultados deportivos en competiciones internacionales (selección española) y en segundo lugar, porque la organización de pruebas de ámbito estatal (calendario FEDME) ha sido positiva y muy correcta (participación de corredores, buenas organizaciones, patrocinadores, etc…)

Tras mucha lucha, por fin han conseguido que la escalada se convierta en deporte olímpico y estará en Tokyo 2020, ¿cómo recibieron la noticia?

Con gran alegría. Desde 2007 la Federación Internacional de Escalada (IFSC) hizo un gran trabajo para obtener los reconocimientos internacionales de la Confederación de Federaciones Internacionales y del COI y después de un gran trabajo por todas las partes y no sin dificultades, se pudo conseguir este preciado objetivo.

¿Qué actitud toma la FEDME frente al dopaje?

Tolerancia cero. Seguimos las directrices y recomendaciones de la Agencia Española de Protección de la Salud en el Deporte (AEPSAD), que a su vez sigue las de la WADA (World Antidoping Agency) como organismo internacional responsable de las políticas antidopaje en todo el mundo.

¿Qué criterios siguen a la hora de elegir los lugares para realización de las pruebas?

Si hablamos de carreras por montaña necesitamos un escenario montañoso, con servicios para los participantes, con una buena organización detrás que lo impulse y con el visto bueno de las autoridades medioambientales.

¿Qué es lo más difícil a lo que debe enfrentarse un director técnico?

En nuestro caso, al ser una Federación Multidisciplinar, atender, simultáneamente, todas las necesidades en cada especialidad deportiva.

¿Siguen el mismo reglamento todas las pruebas del circuito?

Un único reglamento oficial rige todas las pruebas, absolutamente todas, sean Campeonatos o pruebas de Copa de España.

¿Cómo han evolucionado los deportes de montaña en los últimos años?

De manera exponencial en la participación de deportistas en las pruebas, pero también en la performance contra el cronómetro, en la calidad organizativa de las pruebas y la mejora de los servicios prestados a los deportistas.

Antes hablábamos de lo más duro pero, ¿lo mejor de su trabajo?

Compartir los éxitos deportivos conseguidos con nuestros deportistas.

Retos que aún tenga por cumplir como director técnico

El primero de ellos ahora mismo es conseguir la participación de España en los JJOO de Tokio 2020.