En los partidos adelantados al sábado de los aplazados de la J13 de la Liga Heineken Complutense Cisneros consiguió salvar una bala con su contundente victoria 39-26 ante Bizkaia Gernika y respira viendo que las últimas posiciones cada vez quedan más lejos, mientras que los vascos se meten en problemas. Sanitas Alcobendas Rugby por su parte ganó 17-29 en Fadura aunque Getxo Artea no se lo puso nada fácil y llegó a empatar el encuentro en la segunda parte.El domingo Senor Independiente volvió a caer por la mínima 27-26 ante AMPO Ordizia, y cede la tercera plaza que vuelve a las manos de los hombres de Tiki Inchausti.

Complutense Cisneros y Bizkaia Gernika abrían la jornada del sábado a las 16:00 horas en El Central en el duelo por el octavo puesto que resultó ser un festival de ensayos que se llevaron los locales por 39-26. Desde el primer minuto los de azul azul salieron a meterse el partido en el bolsillo conscientes de la importancia de salvar esta bala y alejarse de los puesto de promoción, y en el minuto dos llegaba el primer ensayo de los cuatro que aseguraban el bonus colegial en el descanso. En la segunda parte llegó la reacción de Gernika, que a pesar de perder en Madrid vuelve a Bizkaia con buenas sensaciones gracias al bonus ofensivo que consiguieron con un ensayo en el último minuto.

En el otro duelo de la tarde Sanitas Alcobendas Rugby hacía los deberes y ganaba con bonus 17-29 al Getxo Artea en Fadura, a pesar de que los locales fueron por delante buena parte del encuentro, se marcharon al descanso sólo siete puntos por debajo de los granates y consiguieron empatar el partido y soñar con la victoria en el 46. Sin embargo y a pesar de la amarilla que tuvo 10 minutos fuera de juego a una de las estrellas madrileñas, Brad Linklater, los de Tiki Inchausti supieron sufrir y llevarse la victoria con dos ensayos de Londoño y Ovejero y se colocan de nuevo terceros en la general.

El único partido del domingo enfrentó al AMPO Ordizia contra el Senor Independiente, dos conjuntos en un gran estado de forma y que tal y como ocurrió en la ida prometían máxima igualdad y emociones fuertes. Los locales comenzaron marcando, pero pronto los de Santander respondían empatando al partido, que al terminar la primera mitad sólo estaba cinco arriba para los hombres de Josu Oiarbide. A pesar de que el Independiente consiguió posar cuatro ensayos y Ordizia tres, las indisciplinas de los de Mozimán y el certero pie de Valentín Cruz les vale a los de Guipúzcoa un puesto provisional en los Play offs por el título liguero.