Margarita Llorens Bagur, más conocida como Tita Llorens, ha conseguido unir las Islas Baleares a nado. Una gesta que conlleva muchas horas nadando en aguas abiertas, sin neopreno y enfrentándose a medusas y condiciones climáticas no siempre favorables. Ya lo ha intentado una vez, pero tras abandonar, tiene la firme decisión de unir Ibiza con Jávea, en Alicante, para completar su periplo por las aguas de las islas. Una mujer que asegura no darse por vencida fácilmente.

1. La Asociación Mundial de Natación en Aguas Abiertas te reconoció en 2017 como la nadadora más perseverante del mundo. ¿Cómo te sentiste al recibir ese reconocimiento?

Ya te puedes imaginar… Lo más grande, creo que es un reconocimiento merecido porque pocas pocas veces me doy por vencida.

2. Tus retos tienen en común varias cosas: travesías de más de 40 km, la mayoría en aguas de las Islas Baleares y sin traje de neopreno. ¿Por qué estas tres condiciones?

No creo en el neopreno. La natación para mí es una modalidad en la que el neopreno no tendría que existir. Si el agua está fría y hay peligro para los nadadores… Pues prueba suspendida. Yo en la primera prueba larga que hice me obligaron a nadar con neopreno, y esto no tendría que ser así, si no me ponía neopreno no podía nadar. Desde mi punto de vista los organizadores de travesías, si no pusieran neopreno, tendrían menos inscritos y eso no gusta. Se ha convertido en un negocio y creo que es una pena. Todo es este mundo es negocio, aparte para los organizadores que el nadador se ponga “neo y boya “es una responsabilidad menos para ellos. Lo único “bueno” es que el neopreno ha hecho que la natación en aguas abiertas sea más conocida. El tema de las distancias es porque lo que yo quiero es unir las Islas Baleares. Esto ya lo tengo listo, y ahora falta unir las islas con la Península.

3. En alguna ocasión has tenido que abandonar un reto por diferentes motivos, aunque muchos han sido por las condiciones del mar. ¿Cuál es tu límite para decir “hasta aquí”?

Mis abandonos siempre han sido por motivos ajenos a mí, por medusas y no pocas, por cambio brusco de previsión de tiempo, y por corrientes marinas muy fuertes. El del año pasado estuve más de 10 nadando sin avanzar nada. A las 37h decidimos abandonar, hicimos una prueba y en 45′ sólo avancé 400m y cada 45′ paraba para avituallar eso quiere decir que en las paradas perdía lo que había nadado.

4. En travesías tan largas, ¿le temes a algo? Medusas, hipotermia, malas condiciones del mar…

Temo a muchas cosas… Pero a lo que más temo es a encontrarme las medusas por la noche. Normalmente estas viven en la profundidad y a la noche suben para comer plancton y se quedan toda la noche ahí. Yo siempre digo que hay más posibilidades de encontrarme con medusas que otras cosas.

5. Mentalmente, ¿cómo lo haces? Son muchos kilómetros, mucho tiempo en el agua. ¿Qué piensas mientras nadas?

Me preparo todo el año para esto, entreno el cansancio y visualizo los momentos. Entreno muchas horas y al trabajo 8h al día, por eso digo que entreno el cansancio. Mientras nado pienso mucho, me gusta contar los avituallamientos que hago para saber cuánto llevo, intento cantar, recordar alguna canción, cuento muchas veces hasta 100 y si me pierdo empiezo otra vez. Pienso en mis sobrinos, intento estar pendiente de mis compañeros que me acompañan… Y si tengo algún pensamiento negativo intento cambiar el chip rápidamente.

6. ¿Cómo compaginas tu vida laboral y personal con retos como éstos? Serán muchas horas de entrenamiento.

Esto no es fácil, paso muchas horas fuera de casa. Tengo suerte del apoyo incondicional de mi marido y mi familia, sin ellos todo esto no sería posible. Hay días laborables que entreno casi 4h aparte las 8 de trabajo, suerte que vivo en un pueblo pequeño y tengo la piscina a 5′ de casa y a 5′ del trabajo.

7. ¿Te atreverías a unir las Islas Canarias a nado, al igual que has hecho con las Baleares?

No creo, después de acabar esto, si lo consigo acabar… Intentaré hacer algo en un lago o en algún sitio que no me tenga que preocupar de las medusas, ya que ellas me han dado tantos quebraderos de cabeza… Me quedan muchas cosas pero creo que me olvidaré de unir islas. Siendo de las Baleares la logística ya es súper complicada, no quiero ni imaginar preparar algo tan lejos.

8. A pesar de lo que has conseguido, el espacio en los medios de comunicación no ha sido el esperado en estos años de trayectoria. ¿A qué crees que se debe?

Este es un tema que no entiendo muy bien, hay veces que pienso que yo le doy poca importancia a lo que hago, diciendo siempre que disfruto con lo todo esto, los entrenos, las travesías y esto… Claro, esta no vende. Te voy a contar un caso que me pasó. Me invitaron a un programa de televisión, cuando estaba en la puerta de embarque en el aeropuerto recibí una llamada de teléfono, me dijeron “no cojas el avión que al final cambiamos el programa”. Me dejaron de piedra, había movido cielo y tierra para poder ir, me hacen perder horas de trabajo, y al final para nada. Lo único que me preguntaron la noche antes, “¿te has encontrado con algún tiburón o algo peligroso?” Yo le respondí que no, que lo más peligroso que me encontré fueron las miles de medusas por la noche, y otro día tres mantas rayas que me hicieron disfrutar de un momento “inolvidable”… Y ahí es cuando pienso “¿y si les digo que las mantas me picaron y las medusas casi me matan, igual ahí si quieren hacer el programa conmigo?”. Ya no sé ni qué pensar. O cuando me preguntan “¿cómo acabas después de nadar 28h o más?” y les digo que cuando me bajé del barco me fui a tomar una cerveza con todo el equipo y no podía ni tragar de la lengua tan hinchada que tenía por la sal, pero me tomé la cerveza para celebrar la travesía con ellos, igual si en vez de esto me hubiese ido con una ambulancia ya sería diferente.

9. ¿Cuáles son tus siguientes retos?

Como te he dicho antes, algo mas tranquilito. Me gustaría nadar en algún lago o hacer alguna travesía fuera de España. No sé… Hay muchas cosas por hacer, algo con el equipo por relevos y que pudiéramos participar tod@s.